Día de paseo por St Germain-París

Ayer sabado comencé un hermoso día por el barrio 8 de París que es el que rodea Champs Elysees y por la tarde decidí emprender camino a Saint Germain, situado en el barrio numero 6, uno de los más encantadores de la ciudad.

De paseo por el Boulevard Saint Germain me encontré con el Café de Flore, un tradicional café parisino que fue fundado en el año 1887.

El café se hizo reconocido por las personalidades que lo frecuentaban en la época. 

Durante la Primera Guerra Mundial, Guillaume Apollinaire recibía allí a sus amigos, entre ellos Max Jacob, Louis Aragon y André Breton, la sala se convierte en el lugar de encuentro favorito de los dadaístas y los surrealistas. 

En los años 30, la vida artística e intelectual de la capital todavía giraba en torno a los barrios de Montmartre y Montparnasse, pero ya se iba trasladando paulatinamente hacia el barrio de Saint-Germain-des-prés. 

El poeta Jacques Prévert y sus amigos del "Grupo Octubre", se reunían allí, al igual que Léon-Paul Fargue, Georges Bataille y Raymond Queneau. Los pintores y escultores les siguen: era frecuente ver allí a Picasso, André Derain, Ossip Zadkine y a los hermanos Giacometti.


Continúe mi camino por Saint Germain donde es normal ver un bar al lado del otro así como también una tienda al lado de la otra, tanto las mas comerciales como las de lujo.

En esta época es un placer pasear por ahí dado que se encuentran encendidas la luces navideñas y el clima pre fiestas se hace sentir,  a mi paso también me encontré con un grupo de personas cantando villancicos.



El objetivo principal al dirigirme a Saint Germain era ir a Laduree, otra tradicional casa de Te que se encuentra en el corazón del barrio y fue fundada en 1862, es de donde surgen los deliciosos macarrons tradicionales de Francia.


Merendé un Te acompañado de mis macarrons favoritos: chocolate, caramel y pétalos de Rosa.

Ya les he recomendado esta casa de Te en varias ocaciones y si se encuentran por la ciudad no pueden dejar de ir a conocerla y probar sus delicias, tanto la tienda que se encuentra en el barrio de Saint Germain o la que se ubica sobre la Avenida Champs Elysees.


Salí de Laduree y me encontré con la iglesia del barrio, denominada Abadía de Saint Germain de Pres, la cual fue la mas prestigiosa y antigua abadía benedictina de París.

En esta época del año lleva sus luces características y la bordea una feria navideña de estas que se suelen ver habitualmente en París donde se venden productos gastronómicos y artesanías características de las fiestas.




Para finalizar el paseo pare en un típico puesto de castañas donde las cuecen al instante y te las venden calientes para disfrutar mejor de su sabor. 


Una pequeña reseña de uno de los barrios de París que mas me gusta visitar en mis días por el país Franco y donde disfrute de la compañía de mi sobrino Tomas.



Entradas populares