Las Bodas de Figaro de Mozart en el Teatro Colon

Las bodas de Fígaro (título original en italiano, Le nozze di Figaro) es una ópera con música de Wolfgang Amadeus Mozart y libreto en italiano de Lorenzo da Ponte, basado en la pieza de Pierre Augustin Caron de Beaumarchais, Le mariage de Figaro.


 Fue compuesta entre 1785 y 1786 y estrenada en Viena el 1 de mayo de 1786 bajo la dirección del mismo compositor.

Escrita en italiano, es considerada como una de las mejores creaciones de Mozart y como una de las óperas más importantes de la historia de la música. 

A pesar de recibir muchas críticas en su época, logró grandes éxitos en sus representaciones. Las bodas de Fígaro es una de las óperas más destacadas del repertorio operístico estándar y tras dar la vuelta por el mundo entero hace mas de un cuarto de siglo llego a Buenos Aires para brindar 6 funciones bajo la imponente cúpula del Teatro Colon.

Hoy miércoles 21 de agosto de 2013 a las 20 hs. se realiza la ultima función. 

Desde que reabrió sus puertas el Teatro Colon en la ciudad de Buenos Aires, el lunes 24 de mayo del 2010, como parte de los festejos del Bicentenario de la Argentina, quise ir y no había encontrado la oportunidad hasta el día de ayer que tuve el placer de ir a ver la Opera de Mozart

Quede maravillada con el imponente telón que data de 1936 y fue restaurado hace 3 años atrás cuando se realizaron las mejoras. 



 Durante cinco meses, cerca de quince personas trabajaron en la limpieza y la restauración de los apliques y del terciopelo


El Teatro Colón es uno de los teatros de ópera más importantes del mundo por su tamaño, acústica y trayectoria.

 Es considerado uno de los cinco mejores teatros para la ópera, comparable a La Scala de Milán, la Wiener Staatsoper, la Ópera Semper de Dresde y la Ópera de París, es índice inequívoco de consagración para quienes se presentan en él y lugar ineludible para los amantes de la música. 

El Colón ha sido desde siempre un teatro venerado por el público y por los artistas más renombrados.

A 28 metros de altura, la sala está coronada por la cúpula realizada en 1966 por el gran pintor Argentino Raúl Soldi.




Rodeada por los imponentes palcos dorados iluminados con un centenar de apliques de bronce sumado a la tapicería roja otorga a la sala un ambiente cálido, acogedor pero majestuoso sobre todas las cosas.


Cayó el sol en Buenos Aires y me dispuse a elegir un vestido negro de mi placard adecuado a la ocasión, un par de tacos altos, una linda cartera y me aventure a una noche distinta en la ciudad.

Sentada desde uno de los palcos atenta contemple los primeros actos de Las Bodas de Figaro hasta el primer intervalo donde podes dirigirte a una de las cantinas para disfrutar de una copa.


El hecho de ir al Colon es una salida sumamente recomendable y mas si todavía no han ido después de su reapertura, con seguridad pasaran una grata noche en la ciudad.


En esta oportunidad fui a ver Opera, pero cualquier espectáculo que se ofrezca en el Colon es digno de ir.
 Y para quienes no disfrutan de todo el Arte que Buenos Aires tiene para ofrecernos les recomiendo que comiencen porque no tenemos nada que envidiarle a las capitales del mundo con la calidad artística  y arquitectónica que tenemos en nuestro país.













Entradas populares